CAROBERT

El metacrilato es el nuevo vidrio, y es que este material que nace en el siglo XX tiene unas características que a todo el mundo encanta.
Es un material plástico, transparente, resistente y flexible. Este se realiza en infinidad de colores, además, hay varios grosores y podemos encontrar metacrilato espejo, transparente y opaco.

Una de las cosas que más nos gustan de este material, es la infinidad de figuras y formas que puedes crear, a parte de las texturas.
Ser creativo con el metacrilato es un reto, pero un reto muy divertido y con resultados espectaculares.

Hoy os dejamos con una nueva marca, made in Almería y con una historia muy bonita. ¿Nos acompañas a descubrir a Carobert?

Hoy estamos con una marca made in Almería de pendientes de metacrilato, hablamos de Carobert. ¿Cómo empieza vuestra trayectoria en el mundo de la joyería?
¡Pues la verdad que fue un poco en plan experimento! Mi nuera Isa y yo le dijimos a mi hijo mayor si nos podía cortar unos pendientes de metacrilato, así que le dimos unos bocetos, los cortó y vimos que el resultado fue muy gratificante. Fuimos haciendo más bocetos, probando colores, afinando los diseños, se lo enseñamos a la gente del entorno y vimos que gustaban.
Cuando nos dimos cuenta, teníamos diversos modelos, que es lo que conocemos hoy como la colección Origen.
Es cierto que, aunque mi pasión es la pintura y las manualidades, no habíamos trabajado mucho este tema, pero tras horas de investigación, pruebas, rediseños… creo que hemos encontrado la línea a seguir. A día de hoy seguimos intentando evolucionar y sorprender con nuestro trabajo.
Y de esta manera nos embarcamos en este maravilloso proyecto.

Es un proyecto familiar en el que todos aportáis ideas y donde dejáis volar la imaginación. ¿Cómo os repartís las tareas de ideación, diseño, creación, marketing etc?
Si, totalmente familiar, y eso nos ilusiona mas todavía. Ver como entre todos formamos un gran equipo, trabajamos por mejorar cada día y donde todas las opiniones cuentan.
Y como en todo buen equipo, aunque todos aportamos en todo, es cierto que tenemos ciertos roles, en la parte de diseño estamos Isa y yo, la gestión del taller la lleva mi hijo mayor e Isa y toda la parte de marketing y estrategia, la llevan mis tres hijos.
Entre todos hemos hecho realidad lo que hoy se conoce como Carobert.

¿Por qué Carobert?
Carobert viene de Carolina y Berta, el nombre de dos de mis nietas. ¡Hasta el nombre queda en familia!

¿En qué os habéis inspirado en esta colección?
Son de esas cosas que piensas en un principio, tiene que ser ‘chula’ una colección egipcia, a sí que, tras muchas horas de trabajo, ha visto la luz.
Los modelos de la colección, están relacionados con motivos egipcios, le hemos querido dar un toque especial, con piezas relativamente grandes y en espejo, siendo así una colección muy llamativa por su colorido y formas.
Predomina mucho el espejo azul, haciendo alusión al agua, además de el espejo amarillo y oro amarillo referidos al sol.
El nombre se lo puso Isa y mi hijo mayor, “Mut”, que significa madre en egipcio y era la Diosa Madre.
De manera que en honor a las madres y a mi (esto me lo dicen ellos), lleva este nombre la colección.

¿Cuál es la parte más gratificante de vuestro trabajo?
La verdad que es una pregunta difícil, hay tantas partes gratificantes en nuestro trabajo. Desde un punto de vista personal te diría que para mi es muy gratificante ver a mi familia trabajando en el proyecto, con la ilusión y unión que lo hacen. Pero desde un punto de vista de equipo, la parte mas gratificante es la valoración que hace el publico de nuestro producto, el como ante de lanzar una colección, tienes los nervios a flor de piel y una vez que está en la calle ves el resultado y la aceptación que tiene. Ya cuando ves a alguien con tus pendientes, sientes una satisfacción increíble, te das cuenta que las horas que has dedicado merecen la pena.

¿Qué es lo más difícil de este proyecto?
Parecerá un tópico, pero en nuestro caso es una realidad, lo mas difícil, el comienzo, además en plena pandemia, donde te surgen muchas dudas de si es el momento, si merece la pena tanto esfuerzo… Por suerte, el inicio lo hemos pasado satisfactoriamente, ahora toca seguir evolucionando, pero para nosotros no es lo mas difícil, ya que pensamos que es nuestra obligación evolucionar, superarnos día a día y poder ofrecer un producto que guste, que vaya con la moda, esa es la esencia. Todo esto no es una dificultad, es donde nos tenemos que esforzar.

Y por último, ¿qué planes de futuro tenéis?
Más que planes, yo diría objetivos. Tenemos dos objetivos, crecer y evolucionar.
Efectivamente para conseguir estos objetivos tenemos planes, sobre los que estamos trabajando, entre ellos, por supuesto está el sacar nuevas colecciones.